Blogia
La fruta del tiempo

Rompiendo el hielo

Rompiendo el hielo - I

Rompiendo el hielo - I

El cubo mágico se había convertido en una poderosa máquina del tiempo. El trayecto desde su casa a la universidad de Varsovia le resultaba un rápido tránsito de dedos y colores, pero cuando veía llegar a Eva se cuidaba de guardar el cubo y disimulaba hojeando los apuntes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Rompiendo el hielo - II

Rompiendo el hielo - II Durante semanas la sin nombre había sido protagonista de sus miradas en clase. Había filmado secuencia a secuencia un sinfín de escenas con ella, y se sentía tan próximo a sus ojos que la primera sonrisa que le había visto dedicar a otro le había dolido tanto como una infidelidad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Rompiendo el hielo - III

Rompiendo el hielo - III Hubo entonces uno de esos silencios que se detienen en los ojos, e igual de torpes que en su primer encuentro en clase, ambos pretendieron retroceder. Como resultado las llaves cayeron de nuevo y los dos se agacharon para recogerlas, pero antes de que sus manos dieran con ellas fueron sus labios los que se encontraron. Las habrían olvidado en la acera si no fuera porque las necesitaban para abrir la puerta y desaparecer escaleras arriba.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres