Blogia
La fruta del tiempo

Este es el blog de La Fruta del Tiempo, novela de Óscar Sotillos publicada por el Baile del Sol.

Aquí encontrarás lo que no cabía en sus páginas: fotos, enlaces o tus propios comentarios.
La sección de Temas corresponde a los diferentes capítulos, pero tú puedes abrir el libro por donde más gustes.
Buen provecho

- Rompiendo el hielo
- Icebergs
- Solsticio
- La ciudad de los plátanos
- El olor de las mandarinas
- Las estrellas fugaces

Para conseguir el libro puedes pedirlo en tu librería de confianza o escribiendo a esta dirección: bailesol@idecnet.com 

Fotografías: Iria Galán, Irene Gonzalo, Ricardo Soriano, Óscar Sotillos
Diseño web: Pilar Pascual
Contacto: oscarsotillos@email.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Israel Forteza -

Dear Óscar:
Ayer acabé con fruición tu Fruta del Tiempo. Intentaré no enrollarme mucho porque intuyo (aunque no recuerdo exactamente) que mis comentarios serán parecidos a los que ya te plantee con motivo de Punto de Fuga.
Lo mejor de leerte creo que es la sensación de serenidad y de buen rollo que le dejas a uno como flotando por dentro. Creo que es lo mejor de tu prosa, esa remembranza de algo inocente y sano con la que uno se va a dormir después de leerte. Y -aunque esto no sea así, también lo digo, en cada una de las 58 páginas-, ya que creo que es algo con lo que yo me daría con un canto en los dientes si alguien lo dijera de un texto mío, y porque de verdad lo pienso, ahora te puedo soltar mi rollo, que es más el de un escritor a la busca que el de un lector objetivo.
He tenido una sensación constante leyéndolo: que la lengua tenía mucha más fuerza que la historia. Creo que, en tanto que novela, le falta transitividad (decía Izquierdo que la poesía es intransitiva y la prosa transitiva); es decir, le falta un motivo funcional, un conflicto "noticiable" por el cual esta historia deba ser contada. Espera, me explico: creo que de una manera más clara que en Punto de Fuga, aquí la esencia de tu escritura (esa sensación cojonuda que deposita en los labios) se come y debilita demasiado su razón de ser más directa (la historia de Eva y Andrej), por lo que en alguna página corre el riesgo de suicidarse. Pág. 30, por ejemplo: el hecho de que a Andrej y Eva les pudiera resultar Barcelona una ciudad acogedora y brillante, termina siendo una posibilidad marginal y sin mucha importancia ante la fuerza y la libertad del estilo por imponer su tono y su propia deriva -en este caso, la de una visión gris y melancólica de la ciudad- a cada situación. Claro, todo tiene su contrapartida: y así hasta puedes permitirte crear, con perfecta verosimilitud, una Barcelona eslovena y una Cracovia mediterránea. Lo cual tiene mucha fuerza.
Así que, en definitiva, he decidido pensar, porque creo que así funciona mucho mejor, que lo que has escrito es un poema más que una novela, un poema sobre la sabiduría del tiempo atmosférico frente a la inestabilidad del tiempo existencial, un poema en el que Andrej y Eva concuerdan para que sus sintagmas se enamoren, y aunque de ser así todavía opino que me sobran algunas páginas, creo que hacia su mitad el texto coge la fuerza definitiva y que su final -en el que probablemente empieza una novela- tiene una magia de lo más incitadora. (Allí donde el tiempo atmosférico se dobla sobre sí mismo, donde Andrej descubre la consciencia de sentir y donde nace su libertad: donde se desencadena el drama, la novela.)
Un abrazo,
Israel

Alex Llevaries -

Bueno et dic lo que penso (que és bo), i pensa que jo només sòc un aficionat, que jo no escric: fas moltes descripcions dels estats d'ànim dels protagonistes i a més estan ben fetes, a vegades transmets les sensacions bé i un quasi les nota (jo m'he reconegut en la descripció del gelòs de somriures que encara no s'ha enrotllat amb la noia, en fi que hi farem). Com que no sé si el que dic és una tonteria em llanço: em recorda una mica a Murakami de Tokio blues, que té històries on passen moltes coses, però la forma de descriure-les les fa semblar lentes. Semblen lentes perquè hi ha molta descripció d'estat d'ànim i això és el contrari de l'acció. No hi ha diàlegs transcrits tampoc. Ser lent no és dolent, en aquest cas és bo, el que passa és que t'obliga a asseure't i a pensar una estona en allò que t'estàs llegint, cosa que tampoc és dolenta.

Hi han moltes associacions de sensacions visuals, sentides, etc. i en el cas del blog les fotografies hi ajuden.

I espero el llibre a veure si llavors et comento alguna cosa més.

álex
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

óscar -

yo también espero que te puedas pasar, david, un abrazo y hasta el miércoles!!!

David Rivera Armán -

Si que estàs modernizado amigo Trancos jeje espero poder asistir y degustar esos canapés y disfrutar de la barra libre jejeje bueno artista felicidades un abrazo y pronto nos vemos¡¡¡
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres